miércoles, 23 de marzo de 2016

Libélulas Azules


Libélulas Azules
Autor: Enrique Laso.

Resumen:
¿QUIÉN MATÓ A SHARON NICHOLS?
Ethan Bush regresa a Kansas, escenario de 'Los Crímenes Azules', para zanjar un asunto que había quedado pendiente y que le atormentaba desde hacía meses. Pronto descubrirá que intentar resolver un crimen acaecido en 1998 no es precisamente una tarea sencilla.

Comentario
En las Libélulas Azules, nos encontramos nuevamente con el agente Ethan Busch un año y algo más después de haber resuelto Los Crímenes Azules. Ha vivido todo ese tiempo entre pesadillas y cargos de conciencia. Y ahora finalmente ha logrado reabrir el caso de Sharon Nichols usando toda clase de subterfugios y con ello pagar una (según él) deuda pendiente con Patrick Nichols. Se acuerdan de él, el asesino confeso de los crímenes azules.
En el pueblo nadie está contento con su regreso, además se aloja en la otrora casa de Nichols y deberá empezar a rascar en un pasado de hace 20 años, sacar trapos sucios que todos tienen muy bien guardados, nunca mejor aplicado el dicho “Pueblo Chico Infierno Grande”.
Para su investigación, el sheriff solo permitió que  el Agente Jim le ayude y eso por tiempo limitado. El FBI lo dejo llevar su equipo habitual, pero cualquier traspié y lo llaman devuelta, todos deben andar con pies de plomo.
En la casa de Patrick ha juntado toda la información del caso más toda la información  del detective privado contratado por la familia. Hay mucho que leer y aunque a Ethan no le gusta, esta vez  si lo hará,  preparará las entrevistas. 
El libro engancha?, si!!!, además si leyeron Crímenes Azules, ya tienen la duda respecto de  este caso sin resolver, seguro ya tendrán sospechosos. Al igual que en el anterior libro el autor nos va entregando información de poquitos y nos va confundiendo con ella, aunque esta vez si atisbé por ahí quien podría ser el autor del asesinado de Sharon.
La investigación en contada en primera persona, por un Ethan Bush más viejo, que a ratos cuestiona su actuar más juvenil, en fin él es un psicólogo y como tal se autocritica.
La investigación avanza lentamente, pero va mostrando una Sharon distinta a lo que su padre describe y para Ethan es un constante conflicto su amistad con Patrick y cuando de lo que ha descubierto le puede contar. Con la ayuda de sus amigos Ethan logra descubrir quién fue el autor y aunque se resiste a creerlo finalmente debe claudicar y se entrevista por última vez con Patrick para contarle sus resultados.
Un libro que mantiene un buen ritmo con un desenlace bastante sorprendente, Enrique Laso, logra perfilar los personajes sin hacer esas descripciones eternas que uno, como lector ansioso, suele saltarse.  

Muy entretenido!