sábado, 17 de enero de 2015

Benjamin

Benjamín, Autor Federico Axat



He aquí un libro que me sorprendió, como hace tiempo no lo hacía un libro.
Parte la historia con una familia bastante normal, unos padres que no pasan su mejor momento como matrimonio, 2 hijos, Andrea y Benjamín, entre ellos se llevan bien y comparten su mala relación con su madre, Danna. He aquí un personaje tan bien construido como difícil de entender. Robert el padre, un hombre que creció bajo el pie de un padre abusador y de una madre débil, logra ser un buen padre. Danna, una mujer muy pagada de si misma, ella es el centro, aún con sus hijos, ella sigue siendo primero.

Benjamin con sólo 9 años,  ha tenido un día difícil con su madre y llevado por este odio (si Odio) a su madre, decide  dejar su casa, pero antes de hacerlo pide consejo a Mike, su padrino y amigo de la infancia de padre, para lo cual parte a media noche en su bici a verlo. No se extrañen viven en su pueblo pequeño donde este tipo de cosas puede llegar a pasar.
Al día siguiente, Benjamín, ha desaparecido, no esa por ninguna parte, su padre empieza a buscarlo y su madre esta indignada por que desapareció justo el día que ellos se iban por unos días fuera de la ciudad, un viaje que llevaban planeando , que ella llevaba planeando por semanas.
Pero , y he aquí lo distinto, es que Benjamín, no ha salido de su casa, sino que esta escondido en el ático, que todos han olvidado que existe, y a través de agujeros el va viendo las reacciones de su familia, primero a su desaparición, luego a su búsqueda por los bosques y lagos cercanos. Con el  correr de los días el ve, en primera fila, como su  familia continua con su vida, SIN EL!!!, esto lo desconcierta mucho.
El libro, que muestra el complejo escenario psicológico s de cada uno de sus personajes., con giros de la historia que siempre los van a mantener alerta y final que los va a sorprender. Este libro es una excelente alternativa para este caluroso verano, para leer en una hamaca con algo bien helado.

Este fue mi primer  libro de este autor y es algo  seguro que voy a repetirlo, me gustan estos autores que son capaces de sorprender al lector con giros distintos de la historia.

viernes, 16 de enero de 2015

El lenguaje de las Flores

Resumen:
Inspirándose en el sofisticado código que la sociedad victoriana utilizaba para expresar sentimientos por medio de las flores, Vanessa Diffenbaugh narra el viaje emocional de una joven californiana que, marcada por una dolorosa historia personal, encuentra en este peculiar lenguaje el medio para recuperar su capacidad de confiar y amar a sus semejantes. A los dieciocho años, tras una vida entrando y saliendo de numerosos hogares de acogida y pisos tutelados, Victoria Jones está obligada a emanciparse por ley. Se ha convertido en una joven introvertida y arisca, y sólo en su pasión por las flores se vislumbra un camino de salvación. Finalmente, tras encontrar trabajo en una floristería, se cruza con un joven a quien conoció diez años antes, durante la época en que vivió en casa de Elizabeth, una madre de acogida que le enseñó el lenguaje de las flores. Constreñida por unas normas de conducta que reprobaban la exhibición de las emociones, la sociedad victoriana encontró un medio discreto y eficaz con que comunicar los sentimientos. El lenguaje victoriano de las flores se basó en el libro Le Langage des Fleurs, de Charlotte de Latour, un compendio de la simbología de las flores que su autora recogió en la poesía, la mitología antigua e incluso la medicina. Nació así la floriografía, y entre 1830 y 1880 se publicaron centenares de diccionarios de flores en Europa y América.

Comentarios:
La ópera prima de Vanessa Diffenbough es un libro muy entretenido, con una historia distinta. Reconozco que sólo con el título me compraron, El Lenguaje de las flores, quien puede resistirse a eso, a pesar de que Yo no soy mucho de flores, si me interesa saber cuál es el significado que se le da a cada flor. 
Victoria, nuestra protagonista, es una huérfana que arrastra sus culpas y sentimientos de amargura por la vida. La encontramos recién cumplidos sus 18 años, momento en que cual debe hacerse independiente y dejar los hogares de acogida, que valga la redundancia, de acogida tuvieron bien poco. Ahora debe buscar un trabajo y un lugar para vivir, sin embargo, ella  no cuenta con ninguna clase de estudios, ni siquiera termino el colegio. 


Contado, en general, en primera persona, Victoria no va contando su historia desde que fue abandonada, siendo una bebe recién nacido, por su madre, incluso su fecha de nacimiento es desconocida. Si uno lo piensa, en realidad que terrible tener que cargar con eso, no saber a ciencia cierta cuándo se nació. Siendo una bebe, empieza su periplo, su asistente social, que la acompañara durante esos 18 años, hace sus mejores intentos por lograr que la adopten, pero Victoria no es una niña fácil, no le gusta que la toquen y es bastante llevada de sus ideas. Ya cuando tiene más conciencia, ella misma sabotea a algunos de sus prospectos de padres. Sin embargo, hay una que deja una fuerte huella en ella. A los 10 años, edad considerada límite para ser adoptada, llega a casa de Elizabeth. Una mujer que vive, en una casa rodeada de un viñedo que es su vida, desde el momento en que Victoria llega a su vida, Elizabeth está decidida a adoptarla, pero Victoria (una vez más) hace grandes esfuerzos por sabotearse a si misma. Sin embargo, Elizabeth está hecha de otra madera y poco a poco se gana a Victoria y la va introduciendo en su mundo de la vinicultura y Floristería. A lo largo del tiempo que vive con Elizabeth,  nuestro protagonista aprenderá el significado de las flores y empieza a expresar sus sentimientos a través de ellas. 
Elizabeth tiene una hermana con la cual esta enemistada hace muchos años, por culpa de un hombre (obvio!) y por eso no tiene relación con su sobrino. La llegada de Victoria, hace que quiera retomar la relación con su hermana, pero no será fácil y este esfuerzo gatillará en Victoria un serie de actos que la llevará a alejarse de Elizabeth y vivir sus último años de niña en diferente hogares de acogida. 
Una vez emancipada, no ve más camino que las flores para vivir, y así
llega a una floristería, donde de a poco se va a haciendo un espacio. Y en la medida que gana espacio, empieza a sanar sus heridas, vuelve a encontrarse con el sobrino de Elizabeth y con él vienen una serie de recuerdos de su vida con ella.  La vida de Victoria aún no termina de asentarse aún le quedan varias etapas por quemar para lograr aceptarse a si misma y que otros la puedan querer.
Un libro que deja mucho para dar vueltas, por cierto el significado de las flores es una gran aporte, ahora cada vez que nos regalen flores corremos a ver que significa. Pero además nos muestra como la paciencia, constancia, perdón  y sobretodo no juzgar ayudan a sobrellevar cargas pesadas. Victoria, afortunadamente, se encontró con una dueña de la florería muy comprensiva  y capaz de ver más allá, de hosco carácter de su empleada. Se arriesgo a hacerla su amiga y si protegida, sin importarle su pasado.
Muy entretenido, de verdad disfrute este libro completamente. Me gustó el personaje de Victoria, que lleno de defectos y a veces nada agradable uno termina por tomarle cariño.

Muy Bueno